10 medidas para ahorrar gasolina al conducir

10 medidas para ahorrar gasolina al conducir

Que tomemos medidas para conducir eficientemente puede ayudarnos a ahorrar gasolina al conducir y también disminuir la contaminación ambiental y los riesgos en las carreteras. No hay mucha diferencia entre la conducción de un coche de gasolina o de diésel, pero para tener una conducción eficiente, los consejos que deben tenerse en cuenta son distintos.

En muchas ocasiones, los vicios y hábitos que adoptamos con el transcurso de los años nos generan un consumo adicional, por lo que vamos a ofrecer algunas recomendaciones para evitarlo.

 

¿Cómo ahorrar gasolina al conducir?

 

1. No pisar el acelerador al arrancar el motor

En vehículos diésel debemos esperar unos segundos antes de iniciar la marcha, en cambio en los de gasolina podemos iniciarla tras el arranque. La primera marcha solo hemos de usarla al inicio y deberíamos cambiar a segunda tras 2 segundos o 6 metros recorridos. Es necesario evitar acelerones bruscos y si conducimos a un máximo de 20 km/h al inicio de la marcha (durante unos 5 segundos), ahorraremos hasta un 11 % de combustible.

2. Cambio de marcha solo cuando sea necesario 

Esto puede suponer un ahorro de hasta 250 € cada 20 000 kilómetros. Como hemos dicho, la primera marcha solo sirve para el arranque, y es recomendable cambiar a 1500 revoluciones en vehículos de gasolina o a 2000 en diésel. La tercera debe introducirse a partir de los 30 km/h, la cuarta cuando superemos los 40, la quinta al superar los 50 y la sexta, una vez rebasados los 80 km/h.

3. Un ritmo uniforme ahorra gasolina

Es necesario utilizar la velocidad que el ritmo de la circulación precise, evitando frenazos y acelerones y cambiando de marcha solo cuando sea necesario. Debemos controlar las inercias del coche en ciudad; por ejemplo, donde no es necesario acelerar hasta llegar a un semáforo para luego frenar con brusquedad, es mejor dejar de acelerar y dejar que el vehículo llegue al semáforo con una pérdida de velocidad progresiva de forma natural. Si estamos en carretera y nos acercamos a un vehículo o una curva podemos usar la misma táctica.

4. Desacelerar

Como hemos visto anteriormente, es muy interesante decelerar en lugar de frenar. Es conveniente tardar lo máximo posible en reducir la marcha, pues de esta forma el frenado será más suave.

5. Apagar el motor

Cada vez es más habitual encontrar el sistema Start&Stop en los vehículos nuevos de gama media. Este sistema ahorra gasolina mientras estamos parados, y en caso de no disponer de él siempre podemos girar la llave de contacto. Si la parada supera los 60 segundos es conveniente apagar el motor. También es conveniente detener el coche sin reducir la marcha, ya que, de este modo, el coche no consume nada si las revoluciones están por encima del ralentí.

6. Estar prevenidos 

Si dejamos un espacio considerable con el vehículo que tenemos delante es más sencillo realizar las maniobras necesarias para evitar obstáculos o reducir la velocidad. Los acelerones o frenazos en los atascos producen un fuerte castigo a la mecánica del coche, revolucionándolo en exceso y aumentando el consumo de combustible. 

7. Peso del vehículo

La carga del maletero incrementa su consumo en un 39 % al conducir a una velocidad de 120 km/h. Para que tengamos una buena referencia, cada 100 kilogramos de peso se incrementa el consumo en torno a un 5 % y llevar una baca, aunque no se use, modifica la aerodinámica del vehículo, por lo que lo incrementa entre un 2 y un 35 %. También circular a más de 100 km/h con las ventanillas bajadas supone un aumento del 10 % del gasto.

8. Controlar la presión de los neumáticos

Si circulamos con los neumáticos a 0.3 bares por debajo de lo que nos indican los fabricantes nuestro consumo se incrementará un 3 %, es decir, que en 20 000 kilómetros gastaremos entre 80 y 100 € más.

9. Calefacción o aire acondicionado

La calefacción aprovecha la energía que genera el motor y necesita un tiempo para funcionar, mientras que el aire acondicionado va aparte, pero necesita que la mecánica del coche haya cogido temperatura para dar un rendimiento adecuado. Encenderlo antes de tiempo solo produce más gasto energético del motor. Abusar de su uso tampoco es conveniente, pues dispara el consumo en un 25 %.

10. Mantenimiento adecuado

Un motor que no esté bien reglado aumenta el consumo en un 9 %. Es muy importante controlar los niveles de agua y aceite, ya que están involucrados en el funcionamiento del motor y el consumo que produce: para una combustión realmente eficiente, el filtro del aire y el aceite deben estar limpios. Elegir un buen aceite es importante porque una mala elección aumenta el consumo en un 3 %.

Por último, pero igualmente importante, decir que las bujías deben estar exentas de residuos y los inyectores, libres de posibles obstrucciones.

Concluiremos diciendo que existe un estudio de la Comisión Europea que indica que cambiar las costumbres y el comportamiento puede suponer ahorrar gasolina conduciendo hasta en un 20 %, y que apenas el 3 % de los conductores aplicamos técnicas eficientes.

Gasport - Gasolineras Baratas es la primera App GRATUITA para localizar las gasolineras más cercanas con el carburante al mejor precio y pagar con el móvil en las estaciones de servicios (próximamente). Con Gasport, ahorrarás tiempo y dinero al llenar el depósito. Podrás ahorrar más de 250€/año desde hoy mismo repostando en las gasolineras españolas más económicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *