¿Hay alternativas a la gasolina y al diésel?

¿Hay alternativas a la gasolina y al diésel?

La gasolina es una necesidad para millones de personas como combustible propulsor de los vehículos. Ahora bien, los combustibles fósiles también conllevan el problema de la contaminación y, en los últimos años, este factor ha ocupado la agenda política de los gobiernos.

El famoso dieselgate, en el que se demostró que algunos directivos de la empresa Volkswagen habían mentido con respecto a las emisiones de CO2 de sus motores de gasoil, encendió las alarmas y las ventas de coches diésel se han resentido. Paralelamente, ha habido un cierto repunte en las ventas de coches de gasolina, por ejemplo de gasolina 95. De hecho, en Europa la gasolina ha vuelto a ocupar el primer lugar en ventas.Si quieres tener el precio de la gasolina en tiempo real de todas las gasolineras de España, te puede descargar GASPORT desde GOOGLE PLAY o desde APPLE STORE.

Como medida de urgencia, los gobiernos de las grandes ciudades están empezando a limitar la entrada de determinados vehículos en las almendras centrales de las capitales europeas. En Londres hay una tasa para vehículos diésel desde hace cinco años. En el caso de Madrid, en 2020 se va a prohibir la circulación de los vehículos de gasóleo más antiguos, puesto que este combustible es el más contaminante.

En cualquier caso, y junto con la política de restricciones, la tendencia de los distintos gobiernos europeos es la de incentivar la compra de vehículos propulsados por energías alternativas. 

​Energías alternativas a la gasolina y al diésel

En primer lugar, hemos de indicar que, por vehículos propulsados por energías alternativas, entendemos todos aquellos en los que el motor no es exclusivamente de combustión tradicional, según el Gobierno de España. Esto significa que, si bien se incluyen vehículos 100 % ecológicos, también entran los llamados híbridos y otras posibilidades, como el gas natural.

Aunque lentamente, el mercado español va adaptándose a la compra de vehículos de energías alternativas. Si en algunos países como Japón, Francia o Italia ya hay un consumo generalizado, en España el gobierno ha tenido que lanzar iniciativas como el Plan Movea para incentivar las compras.

Estas son las energías alternativas más utilizadas, aunque también hay otros casos experimentales.

Coches eléctricos frente a coches de gasolina y diésel

Si buscamos un vehículo con cero emisiones de CO2, la solución es el coche eléctrico. Ahora bien, hay que señalar que su penetración en el mercado está siendo limitada por dos cuestiones fundamentales: el precio, claramente por encima de un motor de combustión, y la autonomía, que sigue siendo muy baja y no permite circular más de 200 kilómetros sin repostar, en el mejor de los casos. En España, tan solo el 1 % de los coches que se adquieren son eléctricos.

Algunos vehículos eléctricos con buena salida son el Smart, el Renault Twizy, el Nissan Leaf y el Tesla; este último, aunque costoso, alcanza una autonomía prácticamente idéntica a la de un vehículo de combustión convencional.

​Motores híbridos: electricidad y diésel

Esta es la categoría donde hay más subdivisiones, puesto que lo que se entiende por motor híbrido no es más que la existencia de dos motores que funcionan alternativamente. Por ejemplo, el llamado híbrido enchufable combina un motor de combustión con otro eléctrico. Otros modelos híbridos combinan el motor eléctrico con un motor de combustión de biodiésel u otras energías, reduciendo la factura del repostaje.

Esta tipología está teniendo mucho éxito en todo el mundo, debido a que son vehículos un poco más caros que los de combustión tradicional pero ofrecen una significativa reducción en el consumo. En el caso de España, esta es la alternativa por la que los consumidores estamos apostando, puesto que ya alcanza el 4,48 % de las ventas.

Aunque los vehículos híbridos ya se pueden encontrar en casi todas las marcas, no podemos dejar de destacar el Toyota Prius, que sigue siendo el más vendido de esta clase hasta la fecha. En cualquier caso, los modelos Yaris Auris del mismo fabricante son los que más salida comercial tienen en España.

Gas natural y otras alternativas al diésel

Los motores de gas natural son una alternativa en determinadas zonas de Europa. Existe el motor de hidrógeno, en estado gaseoso, y autogás, conocido como GLP.

El motor de hidrógeno es, en realidad, un motor que funciona con un mecanismo de propulsión similar al de un motor eléctrico, sin emisiones de CO2, aunque utiliza el hidrógeno como fuente de energía en vez de la gasolina. De todas formas, la presencia en España es marginal y apenas tenemos infraestructura, destacando como modelo de referencia el Honda Clarity Fuel Cell.

El motor de autogás, o GLP, sí tiene un cierto predicamento en Europa y en Italia circulan cerca de 2 millones de coches con esta tecnología porque resulta menos contaminante y, además, rebaja el consumo. En España, en todas las ciudades encontramos estaciones de servicio con repostaje preparado para acoger el triple de los vehículos que hay. El modelo más vendido es el Fiat Tipo y la mayoría de los modelos de este fabricante admiten esta posibilidad, aunque Dacia, Opel, Citröen, Ford y Renault también los fabrican.

​Perspectivas de futuro de los coches de gasolina, diésel y energías alternativas

En el mercado de los vehículos, ya hay países que se han marcado horizontes temporales para eliminar los motores de combustión. Francia prevé prohibir la comercialización de vehículos de gasolina y diésel en 2040, mientras que en España se estima que, para entonces, el 54 % de los vehículos que se adquieran serán eléctricos. Alemania y Reino Unido contemplan escenarios similares.

Lo cierto es que la transición va a ser complicada por varias razones. En primer lugar, porque los vehículos de energías no contaminantes siguen siendo más caros que los de combustión. En segundo lugar, la mayoría de la población es reticente a cambiar de vehículo porque sigue habiendo una carencia de puntos de recarga. Finalmente, las compañías energéticas aún no han dado el salto para adaptarse a los nuevos tiempos y reducir su dependencia económica de los combustibles fósiles.

Por todos estos motivos, es poco probable que se cumplan los objetivos que marcan algunos países europeos de eliminación en 20 años de los vehículos de combustión. Más bien, se va a ir hacia una transición suave y gradual en la que la tenencia de vehículos de gasolina diésel acabe siendo poco práctica porque no se podrá viajar con ellos.

 

Gasport - Gasolineras Baratas es la primera App GRATUITA para localizar las gasolineras más cercanas con el carburante al mejor precio y pagar con el móvil en las estaciones de servicios (próximamente). Con Gasport, ahorrarás tiempo y dinero al llenar el depósito. Podrás ahorrar más de 250€/año desde hoy mismo repostando en las gasolineras españolas más económicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *