Los precios de los carburantes se frenan por el fracking

Los precios de los carburantes se frenan por el fracking

Los precios de los carburantes tienen al  barril de brent como referencia para el mercado europeo, cotiza este trimestre en torno a los 53 dólares, cantidad que está lejos de los menos de cuarenta que costaba en marzo de 2016. El incremento es notable, pero todo indica que el barril no repuntará hasta los 110 dólares de hace dos años y que se estabilizará entre los 50 y los 55. Pero  si lo quieres tener el precio de la gasolina de todas las gasolineras de España en tiempo real en tu móvil , te puede descargar GASPORT desde GOOGLE PLAY o desde APPLE STORE.

¿ Por qué han bajado tanto los precios de los carburantes ?

La principal causa de la bajada del precio de los combustible fósiles es el incremento de la producción de hidrocarburos que se ha registrado en los últimos años. Ese incremento se relaciona, además, con nuevos sistemas de explotación que permiten aprovechar recursos situados fuera de los países de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo).

Los hidrocarburos no convencionales tienen la culpa

Estados Unidos no depende ya de Oriente Medio para abastecerse de petróleo. Con la llegada del siglo XXI, ha vuelto a producir suficiente crudo para su mercado interior y lo ha hecho gracias a la denominada extracción de hidrocarburos no convencionales. Una revolución tecnológica que permite aprovechar recursos que hasta ahora se desechaban y que el gran público identifica con el término inglés fracking, aunque también incluye otras técnicas como la explotación de arenas bituminosas como las que abundan en la región canadiense de Alberta.

¿Que es el fracking?

El término fracking identifica la técnica industrial que permite obtener hidrocarburos mediante inyección de una mezcla de agua (entre el 95 y el 98 %), arena (sobre un 5 %) y productos químicos (menos de un 1 %) a alta presión en la roca subterránea. En USA, estas técnicas han añadido 430.000 millones de dólares al PIB, han generado 2,7 millones de empleos y han permitido acceder a gas natural tres veces más barato que en el resto del primer mundo.

Técnicas costosas para la extracción de combustibles fósiles 

Dichas técnicas, no obstante, son costosas y su rentabilidad depende del precio del petroleo. De hecho, el origen de esta nueva industria debe buscarse en el incremento de los precios de los carburantes  -el precio de la gasolina lo demostró- hace pocos años. Dicha subida de los precios se produjo en paralelo a la crisis económica que comenzó en 2008 y obligó a Occidente a buscar alternativas al petróleo de Oriente Medio.

La respuesta la dieron el fracking y del resto de técnicas de explotación de hidrocarburos no convencionales, pero había un problema. Cuando el precio del petroleo queda por debajo de los 50 euros, estas operaciones de extracción dejan de resultar rentables.

El dato lo conocía también la OPEP que, como respuesta, decidió mantener o incrementar cuanto pudo sus niveles de extracción para inundar de petróleo el mercado y bajar el precio del barril aprovechando un contexto de contracción mundial del consumo.
El resultado fue rápido: el barril de petróleo quedó por debajo de los 50 euros y la explotación de hidrocarburos no convencionales en Estados Unidos y otros países como Chile, China o Gran Bretaña, que habían decidido aplicar estas técnicas, dejó de ser rentable. Ciudades como Fort McMurray (Canadá) o Willinston (USA) vieron frenado su desarrollo al detenerse las operaciones industriales de aprovechamiento de hidrocarburos emprendidas en sus territorios. La OPEP recuperó cuota de mercado con el precio del petróleo muy por debajo de los máximos de hace pocos años.

La situación cambió en abril del año pasado cuando Arabia y Moscú, quizá al no poder vender su petróleo a precios excesivamente bajos, acordaron limitar sus respectivas producciones. El precio del crudo subió hasta llegar a los 50 euros actuales, una cantidad que permite que las explotaciones de hidrocarburos no convencionales vuelvan a ser rentables, aunque no tanto como en 2014.

En el futuro, todo indica que no volveremos a pagar tanto por el crudo y eso es gracias a que hoy, la OPEP y Rusia saben que, si los precios suben, Occidente tiene una alternativa para abastecer sus necesidades energéticas.

Gasport - Gasolineras Baratas es la primera App GRATUITA para localizar las gasolineras más cercanas con el carburante al mejor precio y pagar con el móvil en las estaciones de servicios (próximamente). Con Gasport, ahorrarás tiempo y dinero al llenar el depósito. Podrás ahorrar más de 250€/año desde hoy mismo repostando en las gasolineras españolas más económicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *